El SAT reveló que se emitieron 2,299 millones de facturas electrónicas de las cuales 99.72% corresponden a la versión 3.3 y el restante a la nueva versión 4.0, de acuerdo con datos al cierre del primer trimestre.

Paralelamente a la emisión de las facturas, en las últimas semanas se vieron largas filas en las oficinas del Servicio de Administración Tributaria dado que muchos contribuyentes requieren de su Constancia de Situación Fiscal pues en la factura 4.0 ahora es necesario tener el código postal de domicilio fiscal o el régimen fiscal al que se pertenece. En caso de que el empleador no facture con la versión 4.0 del CFDI, no podrán timbrar y ni deducir la nómina.

El SAT aclara que la emisión de la factura de nómina es independiente a la obligación laboral que tienen los empleadores de pagar sueldos y salarios a sus trabajadores, por lo que no entregar la Constancia de Situación Fiscal no es motivo de despido ni de retención de pago.

Si el contribuyente conoce esta información, puede entregarla a su empleador o emisor de factura sin necesidad de presentar su Constancia de Situación Fiscal, reveló el SAT.

El SAT exhortó a los contribuyentes a que conozcan su información tributaria, como Régimen Federal de Contribuyentes (RFC), código postal del domicilio fiscal, entre otros datos, ya que podrán entregarlos a su empleador sin necesidad de presentar una constancia de situación fiscal.

“La entrega de constancias es gratuita y no debe ser condicionada por ninguna persona servidora pública del SAT por presuntos adeudos o verificación física de domicilio del contribuyente”, advirtió el organismo en un comunicado.

Con la nueva versión de factura electrónica 4.0 el SAT pretende continuar la lucha contra la evasión fiscal, pues contará con mayor información del contribuyente al momento de emitir una factura.

A través de un comunicado, la autoridad fiscal informó que la fecha para que el uso del CFDI 4.0 sea obligatorio, pasará del 1 de julio de 2022 al 1 de enero de 2023.

Con la prórroga del SAT, los contribuyentes podrán seguir usando la versión 3.3 del CFDI el resto del año.