Las finanzas son técnicas que nos ayudan a ver si la “salud financiera” de un negocio es buena o mala y, en su caso detectar el posible origen de la problemática, brindándonos elementos suficientes para que el (los) dueño(s) o principales directivos de la empresa tomen las decisiones que correspondan, sobre una base de la información generada por la contabilidad.

De allí cobra relevancia que la contabilidad esté al día y correctamente registrada, pues será la “materia prima” para la toma de decisiones, con base en los indicadores financieros que se generen.

Con base en las finanzas, podemos establecer indicadores de gestión a fin de evaluar diversas áreas de las empresas, como podrían ser: Ventas, Compras, Tesorería, Contabilidad, almacén, etc. Además de que se podría elaborar un tablero de control que permita a la alta dirección de la empresa tomar decisiones oportunas y soportadas. Comentaremos las principales razones financieras:

Liquidez. Mide la disponibilidad de recursos que tiene la empresa en el corto y mediano plazo, para hacer frente a sus compromisos. Informacion indispensable para una correcta planeación del flujo de efectivo.

Endeudamiento. Muestra los niveles de deuda que la empresa tiene, comparándolo contra el capital contable y activo total.

Eficiencia operativa. Presenta las rotaciones de cuentas por cobrar, inventarios y cuentas por pagar, indicando en días la duración de cada proceso; cobra especial relevancia este indicador, si lo comparamos contra las políticas establecidas por la empresa y así evaluar la gestión de las áreas.

Márgenes. En estos indicadores se verán los diferentes márgenes que la empresa tiene:

  1. Margen bruto. Corresponde al margen de utilidad que la empresa tiene considerando únicamente el costo de los bienes o servicios comercializados.
  2. Margen de operación. Presenta el margen obtenido después de restar lso gastos de operación. Aquí podemos evaluar si la estructura de operación que tiene la empresa es adecuada.
  3. Margen neto. Es el margen que representa la utilidad neta generada por el negocio. Se podrá medir el impacto de lso gastos financieros e impuestos, en las utilidades de la empresa.

Rentabilidad. Corresponde a la rentabilidad que el negocio ofrece a los accionistas (ROE), así como la rentabilidad ofrecida por los activos del negocio (ROA), que son los indicadores fundamentales para determinar si un negocio está generado o destruyendo valor.

Punto de equilibrio. Es el nivel de ventas en el cual la empresa ni gana ni pierde; este indicar es importante para la planeación de utilidades y nos brinda elementos para la toma de decisiones:

  1. Un incremento en los costos variables necesariamente deberá ser absorbido por un incremento en el precio de venta, a fin de mantener el margen de utilidad bruta.
  2. Un incremento en los costos fijos puede ser absorbido con un mayor nivel de venta, sin incrementar los precios de lso bienes o servicios que comercializa la empresa.

Con la finalidad de dar mayor claridad a lo comentado en el presente artículo, mostramos un ejemplo de tablero de control, con los principales indicadores comentados. Los datos corresponden a una empresa real, comercializadora y muestran el impacto que la empresa ha tenido derivado de la pandemia que nos afecta a todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *